Thien Hia JdR

Lleváis un tiempo leyendo relatos e historias del mundo de Thien Hia, llegó el momento de hablar sobre este juego de rol y de su inminente crowdfunding:

Acércate y siéntate frente a mí, tudi. Deja que el fuego caliente tus huesos y la sopa tu estómago. Te he hecho llamar porque ya es hora de que conozcas el mundo que te rodea. ¿Crees que lo conoces? Sí, lo crees, pero eres joven y solo has pisado los ríos y los valles. Es hora de que descubras lo que se oculta en los bosques y las montañas: un mundo lleno de secretos, misterios, peligros e iluminación. Tus actos en él te acercarán al Dao. Es hora de que abandones esta escuela, joven wuxia. Adéntrate en el mundo que recorrerás durante toda tu vida, pues es la senda que has elegido. Te traerá sorpresas y emociones día tras día. Yo soy tu shifu, te he enseñado, pero Thien Hia es una tierra muy grande y eres tú quien decide hacia dónde se encaminarán tus pasos. Nadie puede recorrer tu camino por ti.

 

El juego de rol y sus componentes

El juego de rol Thien Hia se presenta en un manejable y resistente libro de 160*237 que constará de un mínimo de 240 páginas a color encuadernado en cartoné.

La edición básica del manual irá acompañada de un mazo de 54 cartas diseñadas para agilizar, dar mayor profundidad y emoción al combate.

El manual está divido en tres secciones, las cuales os describimos la primera acontinuación.

 

bannertigre1

Sistema

Thien Hia utiliza un sencillo sistema diseñado para poder jugar a las pocas horas de haber adquirido tu ejemplar. Está basado en las 6 categorías tradicionales de dados —d4-d6-d8-d10-d12-d20— y enfatiza la diferencia entre la gente común y los extraordinarios wuxia. Los wuxia son héroes cuyas capacidades dejan boquiabiertos a los meros humanos y, por ese motivo, el juego cuenta con dos tipos de dificultades, así aquellas acciones consideradas asombrosas para la gente normal se convierten en algo trivial para nuestros héroes.

 

Creando un Wuxia

El sistema de creación de personajes está diseñado con un único principio: que tu personaje sea único en el mundo de Thien Hia y que sea tuyo por completo.

La base es un conjunto de características basadas en el concepto del Yin y el Yang, antagonistas entre sí, pero también complementarias. Tu personaje poseerá al menos una pequeña parte de cada una.

La bravura es la valentía, la confianza para no dejarse amedrentar por los peligros, es el arrojo y el tesón. Está enfrentada al Juicio, donde impera la lógica y la razón

La adaptación refleja nuestra capacidad de improvisación y se enfrenta a nuestro Oficio, que se apoya en conocimientos sólidos y habilidades que no dejan nada al azar.

La Picaresca cultiva nuestra capacidad de sorprender y embaucar y se enfrenta a nuestro Honor, el código de vida que rige nuestras acciones.

El Orgullo rige nuestro autocontrol y también puede ser una barrera que impide que aceptemos nuestras limitaciones. Se enfrenta al Encanto, que define nuestra aptitud para relacionarnos con los demás.

 

Tu personaje es un wuxia y practica un estilo de kung fu. Puedes elegir entre 8 estilos iniciales diferentes que te ayudarán a definir su carácter:

Dragón: predica la paciencia mientras envuelve a su oponente con movimientos ondulantes.

Tigre: un estilo agresivo y fuerte que desgarra y rompe a su adversario.

Grulla: basa su ataque en la flexibilidad y el equilibrio, seduce a su oponente con movimientos gráciles y elegantes que golpean con fuerza.

Serpiente: con movimientos cambiantes, tan sinuosos como vertiginosos, busca golpear en zonas vitales para terminar con celeridad el combate.

Mantis religiosa: se adapta a su oponente y busca sus defectos para aprovecharlos y golpear donde más duele.

Pájaro Shaolin: sus movimientos parecen un baile sin sentido, juegan con su oponente, lo provocan y golpean cuando la precipitación se adueña de éste.

Mono: sus practicantes hacen de la provocación un arte, tan mortal como humillante, capaz de desesperar a sus enemigos.

Águila: sus practicantes buscan inutilizar la capacidad combativa de sus contrincantes llevando la lucha cuerpo a cuerpo a nuevos niveles.

 

 

Tu personaje también tendrá una clase con la que determinarás cómo te ganas o te ganaste la vida, no sólo determinará tu trasfondo, también te permitirá escoger entre diferentes capacidades o ventajas. El juego de rol Thien Hia te permite escoger entre 9 clases de personaje:

Artista: el mundo es tu casa, te dedicas a viajar por Thien Hia mientras asombras al público con tu arte.

Bárbaro: te sientes a gusto en plena naturaleza, sin las estúpidas preocupaciones de la gente de la ciudad. No hay nada más hermoso que dormir  bajo las estrellas.

Estudiante taoísta: dedicas tu vida a la comprensión del Dao y sabes cuánto te queda aún por conocer de él. Buscas la iluminación a lo largo del camino  y sueñas con llegar a comprenderlo.

Exorcista: conoces a los demonios que corrompen el espíritu humano y has consagrado tu vida a su erradicación.

Ingeniero: muchos se conforman con el mundo tal y como lo conoces, pero tú buscas mejorarlo, bien con asombrosos inventos o mejorando la vida de los que te rodean con nuevas y magnificas herramientas.

Monje: el budismo es tu creencia, has dedicado tu vida a la meditación y has aprendido en un templo. Ahora viajas por el mundo ayudando a los que te rodean.

Noble: los dioses han querido que nacieras en noble cuna, has recibido la mejor educación posible, pero toda esa riqueza y privilegios no han acallado el deseo de aventuras. Una necesidad por la que estás dispuesto a sacrificar, si es necesario, tu posición.

Proscrito: el mundo no es justo. Los nobles extienden su poder y el pueblo sufre sus excesos. A los dioses les disgusta. Por eso te has rebelado contra esta injusticia y buscas enmendarla allí donde llegues.

Soldado: querías cambiar el mundo y engrandecer tu reino, pero tras años de desgaste y batallas cruentas comprendiste que no lo habías hecho. Ahora buscas el combate por el simple deseo de la aventura que ello conlleva, sin señor ni obligaciones, haciendo el bien allí donde tu habilidad puede ser necesaria.

 

Las Escuelas han guiado tu senda hasta el punto donde ahora te encuentras. Te han enseñado sus secretos, tu forma de utilizar el kung fu y hacia dónde se encaminan tus pasos. En Thien Hia tienes 10 escuelas diferentes para elegir.

 

Culto de las Tumbas Sagradas: en todos nosotros circula la sangre de nuestros antepasados y todos ellos merecen descansar en paz. Cuando el mal aceche y perturbe su descanso, cuando los lugares de reposo estén amenazados, allí estaréis tus hermanos y tú, dispuestos a custodiarlos y protegerlos.

Culto del Monte Rojo: la vida es un gran regalo de los dioses y, como tal, debe ser festejada. Vives al límite, de aventura en aventura, descubres secretos ocultos y resuelves complejos misterios. Recorres el camino sin importar a dónde te lleve, pues allí siempre habrá una nueva aventura que disfrutar.

Emei: sólo existe un camino correcto. Tus hermanas y tú lo sabéis: la perfección. Cualquier otro camino está abocado al desastre y la decepción. Decepción de tu Escuela, de tus hermanas, de tu familia y de ti misma. Lástima que el resto no lo vea.

Eremitas: vives una vida austera, pues el orgullo, la soberbia, la pereza y las riquezas solo sirven para distraernos del camino e impiden que comprendamos el mundo que nos rodea.

Guerreros celestiales: toda la vida debe estar encaminada a un único fin: luchar contra el enemigo del Cielo. Necesitamos ser los mejores para no fallar en nuestro cometido, Por ello, recorres el mundo en busca de nuevos desafíos que pongan a prueba tu kung fu, porque cuando llegue el momento sólo importará la victoria.

Secta de los Caminantes de Otoño: tu camino te lleva hasta los desfavorecidos, viajas por el mundo ayudando a los que lo necesitan y tu kung fu protege a los que no pueden defenderse por sí mismos.

Secta de los Cuatro Venenos: si tu kung fu es fuerte es porque has trabajado para que así sea. Está bien eso de ayudar y servir al cielo, pero nadie dijo que para ello haya que ser pobre ni  hacerlo sin recibir la adecuada compensación.

Secta de los Mendigos: el resto tiene posesiones, trabajan de sol a sol y llenan de preocupaciones banales sus vidas. Tú, en cambio, eres libre y sonríes como ellos nunca podrán hacerlo.

Shaolin: buscas la iluminación y sabes que sólo puedes encontrarla en tu interior. Cultivas el cuerpo y la mente para acercarte a la trascendencia. Viajas por las distintas comunidades budistas, aprendes de tus semejantes y ayudas a tu prójimo.

Wudang: tus hermanos taoístas y tú habéis vivido desde niños en auto reclusión para comprender la creación y el Dao. Ahora recorres Thien Hia para aumentar tu conocimiento del Dao y convertirlo en un lugar mejor.

 

En el juego de rol Thien Hia también puedes crear experiencias vitales que aportarán seguridad o conocimientos a tu personaje. Las experiencias te ayudarán en momentos clave y pueden ser decisivas. También desarrollarás capacidades extraordinarias que te permitirán realizar acciones asombrosas. Los pilares sobre los que edificas tu forma de vivir tienen su base en las creencias de tu personaje, puedes escoger entre budismo o taoísmo y entre animismo o legalismo. Además, cuentas con rasgos que te ayudarán a dar mayor profundidad y un sabor único a tu personaje.

Todas estas decisiones, wuxia, serán de tu libre elección. Es hora de dar el primer paso, comienza a recorrer tu destino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.